Aspectos de esta novela

Primera entrega. "Una rareza"

Página 111

"...la religión del pez en oposición a la virgen"

Tal vez haya quien se pregunte a qué obedece este comentario de Ozias.

Una teoría ‘esotérica’, detallada por Jean Sendy en su libro “La Era de Acuario” (“La Era del Acuario”, según su traducción española), afirma que cada ‘era’ de la Historia humana viene determinada por su adscripción a los signos del Zodíaco, obedeciendo a un fenómeno físico denominado la “precesión de los equinoccios”.

 Para un observador ubicado en la Tierra, explica Sendy, las estrellas “fijas” (las constelaciones del Zodíaco) se mueven de izquierda a derecha, de forma tal que, transcurrido un año completo –un año sideral: 365 días, 6 horas, 9 minutos y 9,6 segundos-, vuelven a ocupar las mismas posiciones. Sin embargo, el Sol aparece cada año en su punto vernal (el lugar por donde sale el Sol en el equinoccio de primavera) un poco antes de que haya terminado el año sideral-solar: con 20 minutos y 20 segundos de adelanto. Ello supone que cada 2.160 años, en el equinoccio de primavera, el Sol sale por una constelación distinta.

 Sendy, que es quien se reponsabiliza de los cálculos, pasa entonces a exponer sus asombrosas coincidencias.

Los símbolos de Noé son los Gemelos (sus hijos) y el Arco de la Alianza –con Dios/los dioses/Elohim-, y Noé vive en la era de Géminis, cuyo signo opuesto es Sagitario.

 Dos mil y pico años después, Egipto tiene como símbolos el buey (Apis) y el Escorpión; y la mayor parte del prolongado Imperio Faraónico tiene lugar en la era de Tauro, cuyo opuesto es Escorpio.

 Pero tanto dura el Imperio que los símbolos de Tauro y Escorpión prevalecen cuando ya hemos entrado en otra era. Entonces surge Moisés (un “sabio”: hace falta un sabio para restablecer ese “conocimiento” cada vez que se pierde). Moisés es desterrado al desierto y regresa de allí con dos nuevos símbolos: el Carnero y la Balanza; y héteme aquí, explica, que Moisés florece en la era de Aries, cuyo opuesto es Libra. Cuando Moisés se aleja de los hebreos para recibir las Tablas de la Ley, éstos erigen un altar al Becerro, el Hijo del Toro, perpetuándolo en una época que ya no le pertenece, lo cual es considerado por Moisés como una especial abominación.

Pasan otros dos mil y pico años. Entramos en la era de Piscis, cuyo opuesto resulta ser Virgo, y los judíos siguen aferrados a su Carnero y a su Balanza. Nace Jesús. Desaparece de la vida pública. Regresa “asombrando a los doctores” por su sabiduría. ¿Cuáles son los símbolos del cristianismo? –la cruz es posterior, es el instrumento con el que se da muerte al “Redentor”-: los peces, mediante los que se reconocen entre ellos, y la Virgen.En lo que nos ocupa, afirma Jean Sendy, al llegar el cristianismo a las Islas, los druidas celtas lo recibieron al principio muy favorablemente porque concordaba con sus propias concepciones.

De ahí la pertinencia del comentario hecho por Ozias/Brenhir Ercanwald, un celta no cristiano y probablemente un “iniciado”.

Como Jean Sendy es, sin duda, un mistificador no habría tal vez que hacerle caso. Sea de ello lo que quiera, cierto que los primeros cristianos se reconocían entre sí trazando el dibujo de un pez (Cristo había enviado a sus apóstoles a pescar hombres) y que en el Zodíaco la virgen (Virgo) está en oposición con los peces (Piscis).

La noche de los lobos #1

Puedes leer el primer capítulo: Es de noche, y un grupo de piratas vikingos saquea una aldea, para luego retornar a su embarcación...

Demo

Capítulo #1

Mayo 2012
leer