Semana 28 septiembre 2012

MOTORES DE EXPLOSIÓN

‘7 DÍAS EN LA HABANA’

La Habana ya no está para infantas difuntas. En todo caso está para la semana latina que, a diferencia de la inglesa, supone pasar estrecheces y agobios los siete días de ella. L,M,M,J,V, S y D. Que quiere descansar, el día, de nosotros, pero no le dejamos.

La Habana. Donde el taxista que te lleva es ingeniero  (pura ciencia ficción –también llamada ‘literatura de anticipación’: el futuro inmediato–), o trompetista de inspiración y mérito, o es doctora con espacio en la televisión la que vive de confeccionar dulces caseros: historia de Tabío que se parece a las que hace Tabío, pero esto hasta puede ser una virtud. Los dos mejores días: lunes y martes. El lunes, de Benicio del Toro, con ‘Yuma’ (en su viaje cinéfilo todos olvidan 'Yuma', de Samuel Fuller, protagonizada por Rod Steiger y Sara Montiel. Claro que el título original era ‘Run of the Arrow'...) y el martes, de Pablo Trapero: 'Jam Session', con Emir Kusturica bebiendo de sí mismo. Sólo por estas dos merece verse la película. Luego está el delirante domingo (Laurent Cantet), con flores a María y el milagro, que es la hora de todos.

Cine para pasar la tarde como en Cuba.