Semana 31 agosto 2012

EL CINE QUE SE RÍE DE NOSOTROS

‘PROMETHEUS’

Metemos la cuchara en una sopa cósmica y lo que sacamos de ella son cosas sin hacer, informes, sin textura, sin sabor. Ridley Scott dice haber querido cerrar con ‘Prometheus’ el ciclo ‘ALIEN’. No es verdad. Primero porque no cierra nada. Apunta descaradamente a una nueva película en la que se nos cuente por qué nos odian quienes nos crearon, por qué han cambiado de opinión y cuál es el papel del robot, David. Nada se cierra y ni siquiera lo que se plantea es muy sugerente.

Viaje interplanetario a galaxia perdida en la que al hombre le espera su pasado.

Entre ‘Alien (la criatura), ‘Blade Runner’ (la búsqueda del padre), ‘2001’ y ‘Desafío total’, pero sin acercarse ni de lejos a ninguna de ellas, ‘Prometheus’ no lleva a ningún sitio.

Es un titán que roba el fuego de los dioses sólo para encenderse un cigarrillo.