Semana 28 septiembre 2012

MOTORES DE EXPLOSIÓN

‘7 DÍAS EN LA HABANA’

La Habana ya no está para infantas difuntas. En todo caso está para la semana latina que, a diferencia de la inglesa, supone pasar estrecheces y agobios los siete días de ella. L,M,M,J,V, S y D. Que quiere descansar, el día, de nosotros, pero no le dejamos.

La Habana. Donde el taxista que te lleva es ingeniero  (pura ciencia ficción –también llamada ‘literatura de anticipación’: el futuro inmediato–), o trompetista de inspiración y mérito, o es doctora con espacio en la televisión la que vive de confeccionar dulces caseros: historia de Tabío que se parece a las que hace Tabío, pero esto hasta puede ser una virtud. Los dos mejores días: lunes y martes. El lunes, de Benicio del Toro, con ‘Yuma’ (en su viaje cinéfilo todos olvidan 'Yuma', de Samuel Fuller, protagonizada por Rod Steiger y Sara Montiel. Claro que el título original era ‘Run of the Arrow'...) y el martes, de Pablo Trapero: 'Jam Session', con Emir Kusturica bebiendo de sí mismo. Sólo por estas dos merece verse la película. Luego está el delirante domingo (Laurent Cantet), con flores a María y el milagro, que es la hora de todos.

Cine para pasar la tarde como en Cuba.

SEMANA 21 SEPTIEMBRE 2012

MÁTALOS SUAVEMENTE

TO ROME WITH LOVE

SOMOS LA NOCHE

                                                                   

LOS HOMBRES QUE ESTÁN YA ALLÍ CUANDO TÚ LLEGAS

MÁTALOS SUAVEMENTE

“América no es un país. Es un negocio”. Hablamos (habla el personaje interpretado por Brad Pitt) de América del Norte, concretamente de los Estados Unidos, que se han quedado la marca de todo el continente para ellos. En un tiempo en el que la agresividad comercial y la publicidad vertebran la vida ciudadana, en detrimento del Estado y del Derecho, no viene mal ser quien controla la imagen del asunto.

SEMANA 14 SEPTIEMBRE 2012

MUÑECOS VACÍOS EN UNA BATIDORA

DESAFÍO TOTAL

¿Sueñan las ovejas con un tipo llamado Colin Farrell? Con las habilidades gestuales de una cornucopia aunque, eso sí, músculo todo lo demás, el fenómeno Farrell parece diseñado para ser la pareja onírica de Dolly, de cuya mirada la de Farrell es clónica.

Tal vez por eso, porque Schwarzenegger tampoco mueve la cara más que para quitarse una expresión que se le haya subido, lo eligieron a Farrell como su sustituto. Por eso y por las horas de gimnasio. Aquí acaban las coincidencias entre las dos películas.

El recuerdo gratísimo de la primera versión de Paul Verhoeven permitía anticipar, desde una perspectiva más próxima al relato original, una experiencia estimulante. No lo es. Son personajes planos (se entiende que necesiten el 3D para abultar un poco) y una acción trepidante, cuando se entiende por “acción” lo que es un videojuego.

Por lo que a la ambientación se refiere (cuando nada interesa no queda otro remedio que mirar el paisaje), el director coge un poquito de allí (‘Blade Runner’ para la Colonia), un poquito de allá (‘2001’ para el apartamento de Douglas y para las zonas nobles de La Catarata), otro poco de acá (‘La guerra de las galaxias’ para los soldados sintéticos y el cruce de disparos), lo mezcla y declara que le ha salido el plato. Peor –y ya es decir- que ‘Prometeheus’.

NOTA:

Farrell, sin embargo, estaba magnífico dentro de la cabina, intentando evitar que lo matasen (se lo merece, Farrell); y sobre todo en la muy divertida ‘Escondidos en Brujas’, donde hacía su papel: el de quien no se entera de nada. Para eso, único, Farrell.

Semana 31 agosto 2012

EL CINE QUE SE RÍE DE NOSOTROS

‘PROMETHEUS’

Metemos la cuchara en una sopa cósmica y lo que sacamos de ella son cosas sin hacer, informes, sin textura, sin sabor. Ridley Scott dice haber querido cerrar con ‘Prometheus’ el ciclo ‘ALIEN’. No es verdad. Primero porque no cierra nada. Apunta descaradamente a una nueva película en la que se nos cuente por qué nos odian quienes nos crearon, por qué han cambiado de opinión y cuál es el papel del robot, David. Nada se cierra y ni siquiera lo que se plantea es muy sugerente.

Viaje interplanetario a galaxia perdida en la que al hombre le espera su pasado.

Entre ‘Alien (la criatura), ‘Blade Runner’ (la búsqueda del padre), ‘2001’ y ‘Desafío total’, pero sin acercarse ni de lejos a ninguna de ellas, ‘Prometheus’ no lleva a ningún sitio.

Es un titán que roba el fuego de los dioses sólo para encenderse un cigarrillo.

SEMANA 7 de septiembre 2012

'DREDD'

'TODOS TENEMOS UN PLAN'

'HOLMES & WATSON. MADRID DAYS'

¿Hay emmental, querido Watson?

 EL CRIMINAL SIEMPRE LO HACE aDREDDe

'DREDD'

La verdad: ¿para qué tanto trámite? Incoar un proceso, los testigos, las pruebas, el abogado defensor, hasta un jurado. Con lo fácil que se hace la justicia inmediata. ¿Y qué mejor, con el problema del empleo, que concentrar la fuerza del trabajo? Policía, perseguidor, juez, ejecutor, todo dentro de un único uniforme. Con la cara tapada, que da la parte verdugo y la parte superhéroe. Aunque al actor no lo va a conocer nadie.

En un futuro previsible, el mundo hecho unos zorros, las ciudades se concentran en inmensas superficies, de Boston hasta la Patagonia o poco menos, donde mantener la ley es un problema. Surgen allí los jueces sobre ruedas, armados, chulos y expeditivos. El juez Dredd.